El club de las mujeres despechadas.

Home  >>  Blog  >>  El club de las mujeres despechadas.

El club de las mujeres despechadas.

26
Mar,2018

0
  Blog

La psicología humana es fascinante, cuanto más uno intenta entenderla, menos la entiende.

Hacemos o decimos cosas que si las miramos en perspectiva no tienen lógica.

Voy a poner un ejemplo con el mundo de las mujeres y sus amigas, “solo es mi opinión, no intento ofender a nadie, pero creo que muchas personas piensan igual más no se atreven a decirlo en voz alta”

Cuando se reúnen las amigas y una de ellas está embarazada y otra de ellas tiene dos hijos y las demás no tienen ni hijos ni embarazo, quizás ni novio.

La cosa empieza con, “los hombres, la semilla del mal” que no puede faltar en ninguna conversación femenil, siempre habrá la que esté contenta con su macho cabrío, pero decir eso supondrá el fin de la relación del club de las mujeres despechadas, siempre hay que decir algo mal de los hombres. “Pocas saben que los hombres rara vez hablan mal de las hembras a pesar de lo que se cree” Pero habrá de todo en este mundo multiplural. La cuestión es que después de decir algo mal del marido, que digo yo que si no están contentas con su pareja pues para que “chingaos” siguen con ella, la cosa se pone interesante cuando empiezan…”¡Amiga! ¿Y tú cuando vas a tener hijos? Es lo máaaaaas maravillooooosoooo del mundo, es una bendición, ya te estás tardando. Lo curioso que el día anterior le dijo que no podía salir porque tenía que llevar al hijo al médico luego al otro a clases de música que su vida era un asco, que no tenía tiempo para ella, que su marido no la ayuda….

A pesar de que toda la semana se queja de que trabaja más que cualquier persona, le dice a su amiga una y otra vez que tenga hijos que es lo mejor del mundo, tanto a amigas con pareja como a amigas que ni siquiera tienen novio, ni marido… ni un perro.

Siempre habrá una que no esté muy convencida pero que gracias a sus amigas llegue a la conclusión que sería bueno tener descendencia y además como extra, tendría más vida social “esto suele pasar en Latinoamérica, inclusión en bautismos, cumpleaños etc.”

La cuestión que después de batallar, se queda una de ellas embarazada y se pregunta ¿Merece el esfuerzo verdad? No aguanto mi barriguita, mis pies hinchados… que sí, que hay momentos únicos, como hombre lo disfrutas desde una posición, digamos, más cómoda, pero para la mujer es un cambio físico-psíquico ¡bestial! No es para tomarse a la ligera lo de embarazarse.

Después de tener él bebe, insisto, con momentos muy bonitos, pero cansada, dormida, desorientada, desanimada, triste, alegre y un sinfín de emociones contradictorias. Luego esa mujer se reúne de nuevo con las amigas, ahora con su cochecito de bebe, y las que tienen hijos les dicen cosas como: “Ahora me entiendes, ahora sabes lo que es no tener tiempo, tener hijos es un gran sacrificio, una responsabilidad, ya no dormirás tranquila nunca más…”

Serán ¡c@#€! Porque no me lo dijeron antes.

En resumen, nunca he entendido a las mujeres que se quejan de sus maridos y sus hijos y les animan a otras a tener maridos e hijos… es como intentar unirles a su secta ¡únete a nosotras y sufre en silencio!

Tener hijos es una decisión muy importante, más con la sobrepoblación que tenemos, y demás cosas que pasan no es para tomárselo a la ligera y es una decisión que no deben tomar las amigas ni la familia, es una decisión personal. A veces cuando observo este comportamiento me pregunto si no deberían estas mujeres plantearse cambiar de amistades.

No es ningún delito no querer hijos, así como no es ningún delito no querer un marido, para gustos colores, hay quien prefiere rescatar perros y para ellos son sus hijos, es así de sencillo, a veces la sociedad nos condiciona a hacer cosas que ni tenemos claro, no queremos, o no nos conviene.

Y no te preocupes, no faltará quien después te señale

y diga “hay está la que no tiene hijos, hace lo que le da la gana siempre la muy sinvergüenza –nótese la envidia- ya me dirás luego cuando seas mayor quien te cuidará”,  pues no sabemos quién nos cuidará, sé de gente que tiene 11 hijos y están en un asilo y ni lo visitan, así que eso no es garantía.

147 total views, 0 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *