Ese día perfecto que acabó raro.

¿Quién no ha tenido un día así? Raro…raroou. Estaba yo en casa escribiendo y cuando me di cuenta, mi cuerpo tenía la forma de la silla, entonces decidí levantarme e ir con el coche, que me habían prestado, a la montaña y caminar un buen rato. Total que caminando caminando, Continue Reading

1,640 total views, no views today